PA-11-006 -BIS- La posguerra

Finalizada la Guerra, Pancho retorna a Llonín para continuar con las actividades de la ganadería, la precaria agricultura y su afición por la música va cada día a mas, pidiendo a su padre, de forma machacona, que le compre una gaita, pero tuvo poca suerte...


Recordaba con frecuencia la época de la posguerra y las veces que subía al Cuera o pasaba con facilidad a La Borbolla mención especial hacía a los distintos lugares del Cuera: Ciriandi, El Robellau, Traslahuerta, Cerezal, Cantu Redondu, El Burdiu, La Lucia, u otros donde pasaban parte de sus vidas la mayoría de las gentes de Llonín con el ganado: El Cabañón, Los Eraos, La Hayuela, El Hoyu la Canal, Lleraña, Monesteriu, Tomaje, El Arcu, El Toju de Arnés, La Casuca Merodio; en todas ellas había posesiones, cuadras y/o cabañas donde hacían la vida, transformaban la leche que producían en queso y mantequilla para venderla, no solo en la zona sino que iban incluso a Llanes caminando por el monte (ida y vuelta); decía muchas veces cuando observaba la situación de abandono y ruina de estos lugares: ...”que pena me da ver todo como está... si supieras lo que trabajaron cerrando las fincas con muros de piedra y las casas... nunca deberíamos dejarlo caer y encima no llega el camino de la parcelaria a todos los invernales para poder subir a verlo y recordar aquellos tiempos; no hay lugar mas bonito en el mundo...”

INICIO > PANCHO > PA-11-006 -BIS- LA POSGUERRA