PA-11-006 La gaita y la guerra civil

La afición de Pancho por la gaita sigue acentuándose cada día mas, siendo una de su mayor ilusión aprender a tocarla y tener una propia, pero en casa no hay posibilidades económicas para comprarla. En alguna ocasión tuvo la oportunidad de emigrar a América, como hicieron otros jóvenes, y su hermano José Luis, pero no quiso nunca abandonar su Llonín natal. Sin llegar a cumplir los 20 años de edad, es llamado a incorporarse a la Guerra Civil Española, cuando corría el año 1.937, teniendo que pasar varios días en una alcantarilla en Cangas de Onís con un compañero; aquí comienza a sufrir la dureza con la que castigan las absurdas guerras; es detenido, trasladado de un lado a otro y participa en alguna de las batallas mas duras de la contienda: La batalla del Ebro,o El Jarama, eran dos de las que reiteradamente se acordaba para contar sus historias que nunca consiguió borrar: ...”me escondía detrás de los muertos para librarme de las balas enemigas...” “en una de las batallas del Ebro éramos como 490 la tarde en que comenzó uno de los mas duros combates que recuerdo y en la tarde siguiente quedábamos 52...; nos dieron un descanso... ver como caían los compañeros que estaban a tú lado hacía dudar si uno seguía vivo...; tuve muy buenos compañeros hablaba de algunos en concreto...” “...en una ocasión pidieron conductores para llevar unos camiones muy grandes y fui voluntario, sin saber prácticamente nada, haciéndome la prueba a los pocos días con el resultado de un arresto porque casi atropellé a un sargento...”En varias ocasiones decía e insistía:“fue lo peor y mas duro que me ha ocurrido en la vida, nunca lo podré entender... para continuar: hacer todo lo posible para que haya armonía entre los humanos, no escatiméis esfuerzos para llevaros bien con todos, que haya paz y amor...todos hemos de ser amigos, aún pensando diferente...” lo repetía con mucha frecuencia.

INICIO > PANCHO > PA-11-006 LA GAITA Y LA GUERRA CIVIL